• 1
  • 2
  • 3
Siguenos

Mantenimiento neumáticos

Los neumáticos son uno de los elementos principales que más influyen en la seguridad de un automóvil. Suponen el elemento de contacto del vehículo con el suelo, de ahí su gran importancia. Para conocer cuál es su estado, es preciso comprobar la profundidad del dibujo (1,6 mm o el equivalente del canto de una moneda de un euro).

Una de las claves que siempre nos ayudarán al buen mantenimiento de los neumáticos es comprobar la presión periódicamente. No hace falta memorizar la presión que han de llevar las ruedas, puesto que el nivel concreto suele incluirse en el manual oficial del vehículo. Dicha comprobación de la presión se ha de realizar con los neumáticos en frío, es decir, nada más arrancar el vehículo y en la gasolinera más cercana. Por otro lado, otro de los aspectos importantes que han de tener los conductores es el nivel de carga con el que va a circular, ya que dependiendo de si el coche va o no muy cargado habrá que elegir una u otra presión.

El cambio de neumáticos no obedece a un kilometraje concreto, pues el uso de un vehículo respecto a otro varía. En este uso influye el tipo de asfalto por el que se transita habitualmente además del tipo de conducción (los firmes en mal estado con baches y grietas y una conducción demasiado agresiva por parte del conductor son los grandes enemigos de los neumáticos).